¿Cómo mejorar el estrés Laboral en 3 pasos?

¿Cómo mejorar el estrés Laboral en 3 pasos?

Hace unas días en la practica de Sistema Capome, nos encontrábamos analizando la postura individual al caminar, se identificaban las zonas dolorosas,como caminar apoyando los pies adecuadamente y respetando las curvaturas de la columna, inmediatamente al iniciar la practica una de las chicas se detuvo para comentarnos: de esta forma caminaba una niña que ha ido conmigo al cole y era muy molesta, era engreída y se creía mejor que las otras niñas...

El estrés laboral puede ser la enfermedad silenciosa más nefasta de nuestra historia, hablamos que en España las estadísticas nos dicen que 3 de 4 trabajadores sufren de estrés laboral, las reacciones de estrés son un conjunto de hábitos automáticos y casi involuntarios, te pongo como ejemplo lo que le sucede cuando vas tarde a una cita Importante, en primer lugar se activan en tu mente una cantidad de pensamientos que anticipan un resultado negativo, como frases de este tipo:

-          De seguro me verán como un irresponsable, ya no me valoraran bien, la primera impresión es la que cuenta y yo llegando tarde ya les daré un pésima primera impresión, de seguro cuando llegue estarán molestos, etc.

Tu cuerpo en respuesta contrae los músculos, acelera tu ritmo cardiaco, y en casos un poco más fuertes puede causar dolor estomacal, sudoración excesiva, mareos dolores de cabeza (cefaleas) y nauseas, así como dolor en el cuello o parte baja de la espalda.

Estos síntomas y signos, generalmente no son del todo consientes, simplemente suceden y no les

prestamos atención hasta que nos generan dolores constantes o cansancio extremo.

¿Cómo mejorar esta situación?,

Las situaciones de cada día no son algo que podamos controlar, pero lo que si podemos controlar es:

 1ro Vamos a entender lo que nos está sucediendo y observarnos a nosotros mismos, cómo reaccionas ante las situaciones?, qué situaciones te generan estrés y porque?, toma nota de ser posible de tus respuestas.

2do Cambia el pensamiento que anticipa el resultado.

En general es nuestra primera opción es plantearnos los posibles resultados de lo que va a suceder y buscamos en nuestros recuerdos posibles escenarios, lo más común es que tomemos los recuerdos más negativos que hemos

vivido.

Este es un momento crucial para que empieces a controlar el estrés, justo en este momento puedes decidir no anticiparte a los acontecimientos y mucho menos sufrir por acciones que no han sucedido y no sabes si sucederán, en este momento puedes elegir que pensamientos tienes, escoge pensamientos más positivos. Cada vez que imaginas estas situaciones negativas eliges sufrir por lo menos dos veces la misma situación, una antes de que suceda y la estas imaginando y otra vez la vives cuando sucede (si es que llega a suceder), así que elige no estar sufriendo antes de tiempo, si sucede algo desagradable ya es mucho tener que pasar por esto una vez.  El imaginar situaciones fatalistas  es nuestra peor opción, siempre recuerda que te estás enfrentando a tus pensamientos, no ha situaciones reales, así que escoge tus pensamientos y si te toca librar batallas que sea en la vida real.


3ro Repite las dos anteriores cuantas veces te sea posible.

Los hábitos se forman por crear patrones en nuestra forma de actuar si repites este nuevo patrón para actuar muchas veces, lograras que esta nueva forma de ver las situaciones sea la forma en que la veras normal y habitualmente.

Así que queda en tus manos el manejar el estrés para que quede espacio en tu vida para disfrutar.

Feliz dia.

Serie pequeños tips para grandes cambios