Programas y estudios de ergonomía no son eficientes por si solos

Programas y estudios de ergonomía no son eficientes por si solos

En la actual tendencia a la prevención de enfermedades ocupacionales, las empresas se encuentran realizando grandes inversiones para que el entorno laboral cumpla con estándares de ergonomía  y esto lo vemos reflejado desde sillas de 5 puntos de apoyo, correcciones en líneas de trabajo para evitar los movimientos repetitivos o hasta plataformas para el levantamiento de cargas, pero si tomamos en cuenta las estadísticas de patologías musculo esqueléticas, vemos que no existe una mejoría considerable en esta tendencia a pesar de los avances tecnológicos en esta área.  Dado el crecimiento de herramientas tecnológicas, cada vez vemos con mayor frecuencia el uso de software de pausa activa y seguridad industrial,  y menos interacción con el trabajador para fomentar la higiene postural, situación descrita por:(Andújar, Santoja, & Sáinz de Baranda, 2008)  quienes plantearon ¨ El objetivo terapéutico de la higiene postural es la adquisición de hábitos posturales adecuados que protejan o eviten la sobre- carga de la columna vertebral. Es bastante frecuente que esta terapia se simplifique a dar unos consejos para la adquisición del mobiliario, o a recitar una serie de consejos estándar sobre las correctas posturas que deben adoptarse¨.

La actual tendencia y los esfuerzos que apuestan al aprovechamiento del tiempo implementando soluciones tecnológicas, sin implementar tiempo significativo a generar un cambio real en las posturas nocivas, es insuficiente, ya que se deja de lado la prevención de la principal causa  de las Enfermedades Ocupacionales y mientras no se integre esta técnica con verdadero énfasis en la adopción de hábitos y no como se viene practicando obviando su real importancia y aplicando en los mejores casos  charlas o información aislada, no se observarán cambios en la prevención de las Enfermedades Ocupacionales.

Este planteamiento se ve reflejado en el estudio de (Zeidi, Morshedi, & Zeidi, 2011), El efecto de la intervención basada en modelación transteorica de los hábitos posturales de operadores de computadoras, este estudio proporciona evidencia de que el entrenamiento en nuevos hábitos posturales puede mejorar los factores de riesgo postural para los trastornos musculo esqueléticos, en el mismo se aísla la intervención, manteniendo exclusivamente el entrenamiento postural, sin alteraciones en el mobiliario y los resultados que se mide con el test de RULA, donde se obtienen datos ampliamente favorables.

Con estos basamentos se concluye que en la distribución de recursos utilizados por la empresa orientados a la disminución de bajas laborales o absentismo laboral derivadas a las Enfermedades de origen osteomuscular, deben hoy más que nunca deben orientarse en programas de creación de hábitos posturales, mientras el enfoque se mantenga exclusivamente en el mobiliario las empresas, no verán un retorno real de su inversión.