Productividad y Estrés

Productividad y Estrés

Yo tengo estrés, pero a pesar de esto soy productivo...

Yo estoy fatigado, pero a pesar de esto soy productivo...

En esta época todos queremos ser productivos, el tiempo es el mismo y queremos generar los mejores ingresos posibles, obtener los mejores resultados.

A diario escucho el comentario general de que el tiempo no alcanza, que no nos da la vida, entre el trabajo, la casa y la familia.

Esta sensación de estar abrumados puede llegar a ser muy pesada y frustrante, la concientización de como nos sentimos puede muchas veces pasar por debajo de la mesa, porque nuestro día a día tiene demandas más urgentes que el detenernos a analizar como nos estamos sintiendo.

Que la estadística del 2019, año antes de la pandemia, ya nos indicaba que 3 de cada 4 trabajadores sufrían de estrés laboral, en el 2020 sin ser estadístico es facil de predecir que este panorama empeoró.

Nuestro cerebro da prioridad a resolver las situaciones en las que nos sentimos amenazados, y un cerebro con un alto nivel de estrés no puede ser productivo ya que la capacidad de concentración esta debilitada, pongamos este ejemplo: Una pequeña ciudad de 50 habitantes entra en guerra con la población  vecina de 1000000 de habitantes,  se rumorea que pueden atacar en cualquier momento, y aunque aun no han sido atacados nunca dejan de estar alertas, es por eso que los 50 habitantes han descuidado sus actividades habituales, quien estaría atento de cosas insignificantes como limpiar las calles del pueblo si nos amenaza una guerra. Pasaron 20 años, nunca los atacaron, pero en pueblo se deterioró al punto de ser inhabitable. Y sus habitantes poco a poco fueron emigrando, hasta que no quedo nadie y el pueblo paso a ser un condado más de la población vecina.

Esto pasa con nuestro cuerpo, son tantas cosas importantes que vamos dejando para después cosas como el mejorar nuestros niveles de estrés, aplicar soluciones a nuestra fatiga diaria, establecer mejores rutinas, todo esto que no es urgente sino preventivo se va postergando, hasta que como en la historia ya no hay mucho que se pueda hacer y  las consecuencias comienzan a manifestarse en formas como depresión, lesiones musculares, enfermedades cardiacas, ictus etc.

No basta con la meta de ser productivos, es necesario que esta meta esté completa al decidirnos a ser altamente productivos con altos niveles de bienestar.

No lo dejes para después, la prevención es de carácter urgente cuando simplemente tenemos claro que no queremos sufrir consecuencias y que la vida merece ser disfrutada lo mejor posible. Objetivos claros, llevan a metas reales, no olvides incluir en tus metas la prevención y el enfoque hacia el bienestar.

Sin comentarios

Hacer un comentario