Teletrabajo. ¿En el sofá, la cama, el comedor?

Teletrabajo. ¿En el sofá, la cama, el comedor?

 

Quizás hayas recibido alguna información de prevención mientras estás en teletrabajo, debes estirarte, hacer pausas, ejercicios o hasta alguna guía de riesgos.

Sé por vuestros comentarios que no ha servido de mucho, que estás trabajando en el lugar de la casa que mejor has podido adaptar y que tienes mucho estrés porque estamos viviendo una situación extraña y que genera mucha incertidumbre.

Antes de explicarte, que lugar sería el más adecuado para que no termines con una lesión muscular, debo hacerte un llamado de atención:

El cuidar tu cuerpo y tu mente, no le puede interesar más a otra persona que a ti mismo, estas en casa, solo tú puedes cuidarte.


¤¤¤¤¤ Antes de entrar en materia te recuerdo que en la tienda cuentas con el libro: Lo mejor de tu trabajo eres tú, que te ayudara a no terminar agotado y a reducir el estrés.

 

Comencemos por identificar como adaptarnos desde la mejor opción a la peor:

El lugar más adecuado es una mesa, con espacio en la parte inferior para introducir tus piernas.

Entre estas, están escritorios, mesas de comedor, etc.

No es recomendable utilizar muebles o mesas en los que no puedes colocar tus piernas adecuadamente, porque inclinaras la columna y te puedes lesionar el cuello, los hombros, la cadera o las rodillas.

¿Cómo podemos adaptar la mesa y silla que tenemos en casa?

1-. Ten en cuenta que tus codos al estar sobre la mesa, deben poder estar flexionados en 90 grados. 

En general la mesa que utilizamos para comer es mucho más alta que un escritorio por lo que te recomiendo es que dispongas de espacio para apoyar tus codos sobre la mesa, y que trabajes apoyando tus antebrazos, así evitaras que tus hombros, cuello y espalda, se carguen en exceso causando fatiga y dolor.

2-.  Si no llegas los pies al suelo utiliza algo que consigas en casa que pueda servir como reposapiés, pueden ser cajas de zapatos, libros o un taburete.

Este punto de como ubicar tus pies es muy importante, evita cruzar las piernas y mueve tus pies de rato en rato.

3-. Apóyate en el respaldo de la silla. Es necesario que tu espalda este bien apoyada y que mantengas los hombros relajados.

En cuanto a la opción de trabajar en el sofá, con una portátil y sin mesa

(o con una mesita auxiliar encima de las piernas).

En esta opción debemos cuidar 3 aspectos:

1: Tus muñecas: hacen un esfuerzo máximo, ya tu antebrazo no tiene apoyo, así que trata de hacer ejercicios cada 2 horas para estirar tus muñecas.

2-. Tu Espalda y cabeza: trata de que estén apoyadas en el respaldo y si es posible coloca cojines o almohadas que permitan que apoyes también tu cabeza, para brindarle algo de comodidad a tu cuello. 

En este caso la pantalla suele ubicarse sobre las piernas y la pantalla no se alinea con la altura adecuada, por lo que se suele flexionar el cuello, generando dolor en el cuello y los hombros, trata de tener apoyo para la cabeza y evita esta flexión innecesaria en el cuello.

3-. Apoya totalmente los pies en el suelo.

Y ¿en la cama?

En la cama es tan perjudicial que prefiero decirte que no es viable adaptarnos a trabajar.

Solo te diré que se afecta tu columna, tu circulación en las piernas, los músculos de tu cuello, cadera, piernas, brazos y muñecas.

En los cursos gratis que tenemos en nuestra web, existe la opción de 1 día gratis con el Sistema Appome, allí puedes disfrutar de más información que te ayudará a aprender cómo adaptarte a esta situación.

Si tienes alguna pregunta adicional, escríbeme que con mucho gusto trataré de ayudarte.

 

Tenemos cursos, workshops y mucho más en lo que podemos ayudarte a mejorar el estrés laboral y cuidar tu cuerpo al trabajar.

 

TO Jormarit Nieves

Creadora del Sistema Appome

20 años de experiencia como terapeuta ocupacional en el área de salud ocupacional

Sin comentarios

Hacer un comentario